26 julio 2010

Hasta siempre Raúl



A no ser que algún bajito culé diga lo contrario, hoy se marcha de casa el mejor futbolista español que jamás se haya visto por estos lares. Y aunque los Xavi e Iniesta se empeñen en rechistar, para los que empezamos a ver fútbol con el 7, aunque sea blanco y no nos agraden los tonos claros, Raúl siempre hablará más alto. Para el papel quedarán los títulos, los partidos jugados, los ganados y también los perdidos y para el recuerdo la imagen de un hombre que superó el plano deportivo hasta convertirse en un ídolo social, siempre ejemplarizante para los niños que jugábamos a ser como él. A pesar de no desfallecer nunca, de pelear como el día que Valdano le hizo debutar todavía imberbe, el tiempo que no perdona ni a los más fuertes, le negó la gloria con la selección al más rojo de todos y le condenó a ver el fútbol desde el banquillo. Raúl es un pedazo más de la historia del Real Madrid y aunque otros hubieran dado un golpe en la mesa reclamando autoridad, él, sabedor de que la historia no se compone de un solo trozo, siguió ejerciendo de capitán en silencio aunque algunos se empeñaban en mandarle a la reserva. Lo más fácil hubiera sido retirarse en el Madrid, disfrutando de su condición de venerado, pero como Raúl es toro y no vaca sagrada, se marcha renunciando a un descanso merecido para volver a ser un novato de 33 años. Las piernas son más viejas pero el espíritu perdura y como los grandes no necesitan suerte, simplemente, hasta siempre Raúl.

4 comentarios:

kaskabeliyo dijo...

Ocurre que pagas con billetes y te devuelven calderilla. Un capitán en silencio.

Alto y claro.

PabloMM dijo...

@Kaskabeliyo siempre me quede pensando unos segundos cada cosa que escribes. Es sorprendente. Gracias por pasarte

Ana dijo...

Totalmente de acuerdo en todo. Raúl quiere vivir más fútbol y no de la forma en la que lo iba a hacer en Madrid. Por eso entre otras cosas de ha ido. Es un grande.

Lore dijo...

Vayaaaaa : )

Las que tú tienes, Pablo.